Lo mío con Ámsterdam fue amor a primera vista. En febrero 2017, mi amiga Maria y yo nos bajamos en Centraal Station y alucinamos frente a un paisaje que nos era totalmente desconocido hasta entonces: bicicletas yendo y viniendo, casas de ladrillo inclinadas, canales encantadores y un “algo” que me hizo pensar: yo quiero vivir en Ámsterdam”. 

Si me preguntas qué era ese “algo”, te diré que vi a tres personas sonriéndome, una señora acercándose para desearnos un feliz día y flores en todas las casas (que sí, que en Ámsterdam las cortinas nunca han estado de moda y se le puede echar un ojo tonto al interior de las casas).

En resumen: un par de sonrisas y flores. Poco me hizo falta para enamorarme. 

Y aquí, cuando la amiga (yo) tiene una idea en el coco, pues acaba pasando lo que acabó pasando: que me fui a vivir a Ámsterdam.

Poco se habla de lo impresionante que es llegar a una ciudad desconocida con dos maletas en mano. Otra montaña rusa emocional de las que te regala la vida como quien no quiere la cosa: un día te crees una puñetera reina por haberlo logrado y al otro, te cagas en las bragas y piensas “qué cojones estoy haciendo aquí”.

Pero… ¿vale la pena? Sí, vale la pena ✨

De hecho, te diré que ni te lo pienses. Lo peor que te puede pasar es que al cabo de un tiempo descubras que la vida de expatriado no va contigo y te subas a un avión de vuelta (eso sí, la cabeza llena de recuerdos).

Pero antes de que te decidas, deja que comparta contigo el Santo Graal: un listado de todas las cosas que debes saber antes de irte a vivir a Ámsterdam.  

Vamos a hablar de:

  • 🏡 Cómo buscar alojamiento en Ámsterdam
  • 📑 El papeleo administrativo: qué, cómo y cuando
  • Consejos de una expat: las cosas que nadie te cuenta

01. Buscar alojamiento en Ámsterdam

Amiga, hay vida más allá de los canales. Éramos jóvenes y tontos cuando, una semana después de nuestra llegada, firmamos felices de la vida un contrato de alquiler en Rokin. Espera, que te enseño donde es:

EN PUTO PLENO CENTRO. MAL, MUY MAAAAL.

A una calle del Barrio Rojo. Con grupos de turistas frente a mi puerta a todas horas (del día y de la noche) y un alquiler de 1.650€ por 50 metros cuadrados.

Doble error, qué digo, triple error. Mal, Océane, muy mal.

Ya lo habrás entendido: soy una impaciente. La moraleja de esta historia es que:

  • Tengas paciencia y hagas el favor de tomarte más de una semana para encontrar tu alojamiento ideal.
  • Te alejes de las masas de turistas que invaden el centro de la ciudad a todas horas.

Para evitarte penas, lágrimas y remordimientos (ella, dramática) y hacer que tu búsqueda sea más llevadera, contesto a las preguntas más frecuentes (o por lo menos, las que yo tenía al llegar): 

  • 💸 ¿Cuál es el alquiler medio? Actualmente, para un piso de 50-60 metros cuadrados, el alquiler medio varía entre 1.300€ y 1.500€ (sin gastos de agua, electricidad e internet). 
  • Es importantísimo que puedas registrarte en la dirección de tu domicilio (aunque sea un piso compartido) así que no dudes en confirmarlo durante la visita. Si NO te puedes registrar, aborta misión 🙅🏻‍♀️. Necesitarás una dirección de registro para obtener tu número de identidad holandés, te hablo de ello más adelante.
  • 👩🏽‍💻 ¿Dónde encontrar alojamiento? Las páginas webs más famosas para encontrar piso son Funda y Pararius. Nunca me ha tocado buscar un piso para compartir, así que si éste es tu caso, déjame un ✌🏼 en comentarios y procuraré investigar qué es lo que se lleva.
  • ¿Dónde contratar la electricidad y agua? Las empresas más conocidas para contratar electricidad son EnergieDirectNLE 🔌. Para el agua, es Waternet 💦 Verás que la mayoría de gestiones se pueden hacer por internet, así que dale al Google Translate ¡y ya!
  • 📲 ¿Dónde contratar internet o comprarte un teléfono? Los operadores más comunes son Ziggo, T-Mobile o KPN. Yo tengo Ziggo, y aunque un poco carete, funciona de maravilla.
  • 🏡 ¿En qué barrios vivir? Lo que te decía, hay vida más allá de los canales. La vida de barrio en Ámsterdam es una puñetera maravilla e incluso me atreveré a decir que el centro de la ciudad pierde su encanto una vez hayas pisado barrios como Oud-West o Oud-Zuid. Yo tardé un año (y una pandemia) en conocer la ciudad a fondo, así que te comparto mi lista de barrios favoritos:
  • Ciudades alrededor de Ámsterdam: ojo, que aunque trabajes en Ámsterdam, puedes vivir en otras ciudades. La red de transportes aquí es canelita en rama. Hay trenes a (casi) todas horas, son limpios, eficaces y puntuales. Un sueño, vaya. Si el precio de los alquileres de Ámsterdam te parece demasiado elevado o simplemente quieres optar por una inmersión total en la cultura holandesa (Ámsterdam es taaan internacional y hay taaaanta diversidad cultural que lo más normal es hablar inglés), puedes echarle un ojo a estas ciudades:
    • Zaandam
    • Haarlem
    • Utrecht
    • Alkmaar
    • Almere
    • Amstelveen
    • Diemen

02. Papeleo administrativo: cómo, qué y cuando

Ay, el papeleo…*largo suspiro*.

La tragedia por excelencia de la vida adulta. Aunque siempre dé una pereza tremenda, estás de suerte: el papeleo en Holanda es rápido y fácil de hacer. Aún así, el orden en el que lo hagas sí importa:

  • 👩🏽‍💻 Contrato laboral: lo ideal sería primero encontrar trabajo. Aquí, las empresas están más que acostumbradas a lidiar con expatriados e incluso, en ocasiones, te ayudarán con todos los procesos administrativos. Son conscientes de que los papeles de identidad y de registro pueden tardar unas semanas, con lo que te darán unos meses para poder facilitar esta información.
  • 🏡 Contrato de alquiler: una vez tengas alojamiento y hayas firmado un contrato de alquiler, tendrás todos los papeles necesarios para registrarte a tu municipalidad y obtener tu número BSN.
  • 📄 El número BSN [obligatorio]: todo ciudadano holandés debe disponer de este número de identidad. Es lo que vendría siendo tu DNI (o NIE, en este caso) holandés. Para poder conseguir este papel, debes acudir al ayuntamiento de tu municipalidad (Gemeente) pidiendo cita previa. En esta cita, deberás presentar un certificado de nacimiento (el original, no vale una fotocopia), un documento de identidad válido (pasaporte) y la prueba de que resides en Holanda (contrato de alquiler)
  • 💰 Cuenta bancaria: necesitarás tu número BSN, una prueba de que resides en Holanda y un documento de identidad válido (por ejemplo, tu pasaporte).

Una vez hayas obtenido tanto tu número BSN como tu número de cuenta bancaria, no olvides comunicar esta información a tu empresa. Y ya podrás respirar tranquila, amiga, que solamente te faltará una bicicleta para convertirte en una local de primeras.

03. Consejos de una expat: las cosas que nadie te cuenta

Si has llegado hasta aquí, es que debes estar a puntiiiito de marcharte. O te lo estás pensando muy fuertemente, y yo estoy aquí para decirte que no te preocupes, que todo irá bien ✨

Aunque me encanta tenerlo todo bajo control, tengo que decirte que yo había leído bien poco acerca de la vida aquí antes de llegar. Lo he aprendido todo sobre la marcha (y sigo haciéndolo) y es que hay cosas que nadie te cuenta pero todo el mundo sabe:

  • 🚲 Cómprate una bici nada más llegar: comprarte una bicicleta en Ámsterdam es la segunda cosa más importante que debes hacer, la primera siendo bajar del avión. Aquí todo el mundo va en bici, to-do el mun-do. Para comprarte una bicicleta, tienes 3 opciones:
    • Comprarla en el “mercado negro” de bicicletas en Waterlooplein a las 3 de la mañana, arriesgándote a que el karma te la devuelva el triple de fuerte.
    • Utilizar el brillante sistema de alquiler de Swapfiets [opción recomendada]
    • Comprar tu propia bicicleta, ya sea de segunda mano o nueva. Yo, amiga, no te lo aconsejaría: en Ámsterdam robar bicis es una normalidad y vamos, no es que el aparatito sea barato.
  • 👀 La regla del 30% ruling: si eres un profesional altamente cualificado (es decir, dispones de un máster), puedes disponer de una deducción fiscal sobre tu salario bruto durante los primeros 5 años de tu carrera profesional en Holanda. Ojo, debes cumplir ciertos requisitos. Es un derecho que tienes como trabajador extranjero y el impacto en tu salario mensual puede ser considerable, así que no olvides mencionarlo a tu empresa si ellos no lo hacen. Te dejo aquí una herramienta para calcular tu salario neto con y sin ruling y un artículo que explica mucho mejor que yo de que trata esta ventaja fiscal.
  • 🥑 La gastronomía holandesa: vale, para qué mentirnos, la gastronomía holandesa es bastante limitada. No es reconocida mundialmente por ser una de las mejores, vaya, pero Ámsterdam cuenta con 180 nacionalidades registradas… Solo te diré que la mejor pizza napolitana me la he zampado en Ámsterdam.
  • ☔️ El clima: Holanda cuenta con aproximadamente 136 días de lluvia al año. Es un país gris, es lo que hay, así que para sobrevivir, mi mejor consejo es que de septiembre a abril (mínimo) te tomes vitamina D cada mañana. No es broma, todo el mundo lo hace.

Pues eso. Que esta ciudad es bastante maravilla y a mí me ha robado el corazón. Y sí, muchas veces echo de menos mi Mediterráneo, pero la alegría con la que disfruto del sol en la cara, del sonido de las olas y de los vermuts en terraza al volver a mi querida Barcelona… esta alegría no la tendría si no fuera por Ámsterdam. 

Comentarios:

Un comentario en “Irse a vivir a Ámsterdam: todas las cosas que debes saber


Lorena
18 de febrero de 2021

Te gusto por haber llegado hasta aquí, pero a mí me gustas tú por haberme hecho el día un poquito más feliz, con este pedazo de artículo. Sí, soy su amiga, pero no me dirás que esta persona no es lo más… Voy a seguir leyendo. Ok. Bye.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La empresa trata tus datos para facilitar la publicación y gestión de comentarios. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, supresión y oposición, entre otros, según nuestra Política de privacidad.